¿GRAN TIMO EN SEVILLA?



¿GRAN TIMO EN SEVILLA?
Plaza de La Encarnación.
Casco Histórico.
90 Millones de Euros.
Sin comentarios.
Pero esperando los vuestros.

58 comentarios:

  1. En mi opinión se trata de un proyecto que no tiene en cuenta el lugar donde se implanta, se trata de un artificio innecesario en un entorno con una gran necesidad de algo diferente.

    Sinceramente no entiendo el proyecto. Tampoco entiendo las virtudes que han visto los señores del jurado en este barullo de formas sinuosas sin sentido. No creo que el proyecto potencie el carácter urbano y social de este espacio. La escala de los diversos elementos no creo que sea la más adecuada, ni tampoco le veo la lógica a la operación de elevar el espacio público por encima de la cota de la calle. Creo que contradice la esencia de este espacio urbano y a su vez crea barreras visuales y arquitectónicas innecesarias.

    ResponderEliminar
  2. http://www.youtube.com/watch?v=6qbPazY5hAI


    Americanos, vienen a España gordos y sanos
    viva el tronío y viva un pueblo con poderío
    olé Virginia y Michigan
    y viva Texas que no está mal, [...] no está mal.

    Os recibimos americanos con alegría
    olé mi madre, olé mi suegra y olé mi tía
    americanos, vienen a España gordos y sanos
    olé mi madre, olé mi suegra y olé mi tía..

    ResponderEliminar
  3. ¿Y el uso? La ignorancia digievolucionada a jota montañesa. ¡olé!

    ResponderEliminar
  4. ¿Los comentarios no eran en formato twitter,osea 140 caracteres? . . .

    ResponderEliminar
  5. 'Sevilla no puede ser un territorio congelado en el tiempo', ésta fue la idea del alcalde que dio pie a montar este parasol faraónico. Y efectivamente, sólo en la antigüedad construían tales colosos en donde, probablemente, no gastarían tanto dinero público.

    ResponderEliminar
  6. Un país de zambomba y pandereta...

    ResponderEliminar
  7. Un buen ejemplo de la "mala arquitectura", simplemente un elemento que tiene encanto en un emplazamiento totalmente erroneo.

    ResponderEliminar
  8. 90 millones... una pregunta, ¿no decían que estabamos en crisis?

    Juan González Miralles de Imperial

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Sin duda un gasto de dinero innecesario y extremadamente desorbitado...No me parece una mala idea la de innovar y establecer algo diferente pero no de esta manera pues rompe la estética antigua y no permite un diálogo o un conflicto entre lo antiguo y lo nuevo. En esto tiene mucho que ver que las proporciones sean tan exageradas, haciéndo que sólo ésto destaque en el entorno. Como objeto me parece bastante interesante y sugerente.

    ResponderEliminar
  11. Metropol parasol - 90 millones de euros
    Inauguración - 3 millones de euros
    Tener a una población endeudada hasta las cejas en plena crisis, pero con ganas de bailar sevillanas, no tiene precio.
    En España. Boina, botijo y toros.

    ResponderEliminar
  12. ¿90 millones para eso? Será una broma... Lo más valioso de lo que he visto era la emoción que le ponía una mujer al oir la música (la de los brazos levantados)

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. alarde constructivo sin fundamento alguno.. ni siquiera me parece atractivo estéticamente hablando.. y menos aún el precio de su construcción. menos escultura "facilona"(y más que cara) y más arquitectura.

    ResponderEliminar
  15. 90 millones para construir esa...cosa. En fin, la idea de un nuevo parasol en el entorno urbano de sevilla no me parece mal, dado que el calor allí es insoportable, pero creo que tenían que haber ido más allá y no han hecho mas que quedarse en la superficialidad sin atender a todos los factores que hay que atender en un entorno como lo es la ciudad. Me gustan las formas curvas que adquiere pero en su conjunto no creo que sea adecuado para donde está colocado.
    Además ese tamaño colosal lo ace muy pesado a la vista y no permite ver más que la cubierta obstaculizando el poder ver desde allí el resto de la ciudad.

    ResponderEliminar
  16. ¿Bueno, bonito y barato?

    Más bien: mala resolución, feo y desorbitadamente caro

    Definitivamente no sigue nuestro lema... Habrá que buscar otros ejemplos a seguir. Seguiré buscando...

    Pablo Bernar Fernández-Roca

    ResponderEliminar
  17. Puede que la estructura tenga interes como tal pero sin duda no era el sitio para ubicarla. A mi parecer la obra falla en la proporcion y no dialoga con el entorno en que se encuentra. Mucha parafernalia cara que no da un buen resultado.

    ResponderEliminar
  18. Desde luego se trata de algo completamente fuera de lugar. La estructura no tiene para nada en cuenta el lugar en el que se sitúa, y más que una solución como parasol termina siendo un objeto puesto en medio de la plaza que impide disfrutar de las vistas de los alrededores.
    Y aun tiene menos sentido si todo esto cuesta 90 millones de euros...

    ResponderEliminar
  19. Como muchos de mis compañeros, no veo un sentido práctico en la "escultura" que tiene la plaza ahora. Sinceramente, creo que en primer lugar, esa especie de cosa no es posible que cueste lo que ha costado, en segundo lugar, no entiendo porqué sabiendo lo que cuesta, se ha decidido hacer, y más con el estado de crisis en el que estamos, y tercero, plásticamente puede que llame la atención, pero yo no lo llamaría arquitectura.

    ResponderEliminar
  20. Desde luego, estoy de acuerdo con los comentarios anteriores respecto a la mala relación de esta construcción con el entorno. Es evidente que rompe completamente la esencia de ese espacio. Lo más chocante es la enorme sensación de "objeto Pesado" que aporta, no se si por los materiales empleados, por la escala, o simplemente por la forma. Buscando imágenes del proyecto por Internet, se pueden ver maquetas preliminares que me parecen mas interesantes que el resultado final.http://www.architects24.com/project/metropol-parasol-spain/overview/index.html

    ResponderEliminar
  21. No quiero parecer poco original, pero no me queda mas remedio que dar la razón a los demás compañeros. Bien es cierto que la estructura y el diseño del parasol, a mi juicio, es muy interesante y da mucho juego, pero poca relación veo yo con el casco antiguo en el que se sitúa.
    Como ya hemos visto estos meses en clase, antes de empezar un proyecto es bueno y más que recomendable visitar el lugar donde se asentará dicho proyecto. Cualquiera diría que los diseñadores de tal monumental parasol no lo hicieron.
    Resumiendo un poco, muy bonito, colosal y podría considerarse símbolo de muchos lugares, pero no de este.

    ResponderEliminar
  22. La forma de arboles que se entrelazan me trae a la mente la ornamentación de la arquitectura hispano-musulmana, como la tracería geométrico-vegetal de la alhambra. no se si este aparato tendrá esa intención; lo dudo.
    En cualquier caso, yo no hablaría de arquitectura, sino de escultura: la arquitectura implica, por definición creo yo, la adecuación o relación de espacios entre sí y con el entorno. Creo que todos estamos de acuerdo en que esto no se produce: en primer lugar, porque aparentemente no se generan espacios con una intención o función premeditada, sino que la forma de este armatoste parece surgir aleatoriamente; en segundo lugar, porque, efectivamente, no dialoga con el entorno, con esa plaza del casco histórico de sevilla, sino que la engulle, se carga el interés histórico del emplazamiento. Por otra parte, el hecho de que la forma del armatoste se genere mediante un programa informático supone la deshumanización de un arte que se debe crear por y para el hombre; las herramientas informáticas son eso: herramientas para formalizar nuestras ideas, pero no para que estas surjan de forma predeterminada o de forma matemática.
    En definitiva, creo que se trata de una gigantesca escultura de intención desconocida. Tal vez la intención sea llenar los ojos de los votantes, hacer que miren hacia arriba y se asombren con algo espectacular (por lo grande, que no bueno) y que suene a moderno y a progreso (olvidando lo carísimo e innecesario que resulta). ¡Viva la República!

    ResponderEliminar
  23. Quizás no sea un "mal proyecto", pero lo que está claro es que no es el lugar adecuado para llevarlo a cabo. En cuanto al dinero, yo, desde mi humilde posición no sé en que cantidades se mueven este tipo de obras, aunque 90 millones de euros parece una cifra más que significativa

    ResponderEliminar
  24. En mi opinión se trata de un ''objeto'' que si bien puede ser plásticamente atractivo, poco dialoga con el entorno en que se encuenta, tanto en sus formas, como en su tamaño, tremendamente desproporcionado. Los ayuntamientos deberían mirar más por el dinero de sus ciudadanos, y ejecutar obras prácticas y económicamente viables.

    Raúl Izquierdo Moreno . Grupo J

    ResponderEliminar
  25. La gran pregunta que yo me hago es: ¿Para qué se gastan tanto dinero en algo que no tiene sentido?
    Si alguien sabe la respuesta, porfavor que me la diga.

    ResponderEliminar
  26. Me intriga sobremanera el sentido o función que puede tener semejante... ¿techo? 90 millones en una plaza cubierta... mi más sinsetida enhorabuena, adjuntando mis buenos deseos y felicitaciones para quien quiera y pueda, respectivamente, aportarnos alguna razón lógica del proyecto.

    ResponderEliminar
  27. Me parece indignante que se gasten esas cifras tan disparatadas en un "parasol" en los tiempos que estamos.
    Lo que más me asombra nose si por desconocimiento o porqué, es que la gente de Sevilla no haya dado su opinión ante tal situación y acuda a la inauguración como si tal cosa.
    Ana Sánchez Martín.

    ResponderEliminar
  28. La arquitectura a mi modo de ver no es esto, esto es un adornito especialmente caro.la arquitectura debería entrar en el campo de la razón y este derroche tan impresionante no me parece que se acerque mucho, además me parece que no encaje muy bien en el casco antiguo. en resumen : una aberración, una referencia de lo que no debe ser un proyecto arquitectónico, la arquitectura no consiste sólo en crear figuras bellas.
    Andrea Fernández Ramírez

    ResponderEliminar
  29. 90 millones de euros...apaga y vámonos, no si aquí no necesitamos crisis mundial para hundirnos, podemos nosotros solitos... Por favor que alguien les corte el grifo a esa gente!. Espero que el que quiera hacer algo empiece por votar el 22 de mayo que igual aparece un mesías en forma de político. Siempre fui bastante optimista e ingenuo.

    ResponderEliminar
  30. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  31. Me parece demasiado pesado y grande (aparte de la cantidad de dinero que ha costado hacerlo)como para tener la función de una simple cubierta en la mayor parte de su forma.

    Juan Pablo Camblor Echanove

    ResponderEliminar
  32. Sinceramente no entiendo el cometido de este proyecto. ¿Es algún tipo de monumento para demostrar algún tipo de poder, una referencia a la tradición? Cualquiera que sea su función pienso que es totalmente inútil e impropio para el lugar y el contexto en que se encuentra, y menos aun por ese precio.

    ResponderEliminar
  33. De este proyecto poco podemos aprender, pero creo que siempre hay que tratar de enriquecerse con todo lo que nos llega. Pues bien, estoy seguro de que a partir de ahora todos intentaremos conocer bien el entorno de nuestros proyectos para evitar fracasos arquitectónicos como este.

    P.D: ¿¡¿¡90 millones!?!? ¿Financiados en su totalidad con fondos públicos? En tal caso, es todo un escándalo.

    ResponderEliminar
  34. No se entiende el objeto de este proyecto. Es una inversión grandísima para un tipo de arquitectura que no tiene una función concreta. Además no respeta para nada el entorno en el que se encuentra. En definitiva, otro ejemplo de mala arquitectura, como otros tantos que nos encontramos por las ciudades de nuestro país.

    ResponderEliminar
  35. Tal y como se explicó en clase, la arquitectura paramétrica no se puede usar como dogma a la hora de diseñar elementos arquitectónicos. Esta construcción es un claro ejemplo de ello. A pesar de que la forma nos pueda resultar plásticamente interesante, la inversión que necesita y la destrucción del entorno (casco histórico) es injustificable.

    ResponderEliminar
  36. Se trata de un despilfarro necesario y, lo que es peor, de solución todavía más costosa si se decidiese alguien a derribar ese monstruo. Recuerda a las grandes obras del úlitmo siglo, como la M30, llevadas a cabo por necesidad y con prisa y que ahora precisan de un arreglo descomunal. Lo peor es que nadie haya hecho nada antes, cuando todo se publica y encuentra por internet, veáse el Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla.

    Gonzalo Ortega Sánchez de Lerín

    ResponderEliminar
  37. Al margen del excesivo gasto ya mencionado, me parece que este proyecto aún teniendo una función determinada, ni siquiera los propios ciudadanos consiguen encontrarle sentido alguno. Por ello no creo que fuera necesario en ningún momento llevar a cabo algo como esto y menos aún en un casco histórico como el de Sevilla.

    Iñigo Palazón

    ResponderEliminar
  38. Se ve que el arquitecto no aprovechó mucho las clases de proyectos, ¿"bueno+bonito+barato"?, ¿adecuación al entorno?, ¿gasto... despilfarro público?.
    Bonita escultura, mala arquitectura

    ResponderEliminar
  39. Ni que decir tiene que debería tomarse como ejemplo de lo que no hay que hacer, un gasto excesivo para un resultado nada óptimo teniendo en cuenta el lugar en que está construido: el casco histórico.
    Como muestra de todo lo contrario a esta construcción, una obra que me sorprendió bastante: la escalera de la Escuela de Nuestra Señora de la Luz en Loreto, que aún permanece inexplicable, se trata de una escalera de caracol sin soporte central; os invito a que la busqueis

    ResponderEliminar
  40. He estado en Sevilla esta Semana Santa y fui a la Plaza de la Encarnación para ver qué sensación despertaría esta construcción en mi. En un principio me pareció algo monumental, en cuanto a las dimensiones que tiene, pero mirando con mas detenimiento caí en que no ha respetado el lugar en el que está, porque en primer lugar el estilo de la plaza no "pega" con el de las "setas", y en segundo lugar, provoca que entre menos luz en las casas que dan a la plaza. Además me parece un gasto innecesario de dinero, ya que se podría prescindir de todo lo que alberga el edificio. Y por último destacar que en la parte superior habría un pequeño mirador. Absurda me parece esa idea ya que la altura de las setas es la misma que la de los edificios de los alrededores y lo único que se vería de Sevilla sería la Giralda y poco más.

    ResponderEliminar
  41. Es cierto que un estudiante de arquitectura de primero no cuenta con un criterio impecable y consolidado, pero tambien es cierto que, por desgracia, en muchos casos de la arquitectura de hoy en día no hace falta nada más que sentido común para darse cuenta de que son insostenibles.
    ¿Dónde está el sentido común de los arquitectos de hoy en día?Se preocupan de realizar una compleja estructura, obras de descomunal tamaño,etc,etc. y no son capaces de pensar en las cosas más básicas y sencillas.
    La arquitectura es para personas, es para gente que vive en un lugar determinado, con unas condiciones de vidas determinadas, no es hacer "bonitas esculturas" (o incluso de pésimo gusto en este caso). En mi opinión no nos estamos formando para engañar a la gente con arquitecturas masivas, blancas, de formas sinuosas...sino que nuestro deber es hacer una arquitectura que cumpla una función y al mismo tiempo que sea algo estético, por supuesto. Pero claro, eso implica mucho esfuerzo y quebraderos de cabeza en cada proyecto, cosa que por comodidad se suele dejar de lado.

    ResponderEliminar
  42. ¿Qué tiene esa construcción para que cueste 90 millones de euros? ¿Acaso está hecha en oro macizo?

    ResponderEliminar
  43. Es una idea fantástica para estar debajo y disfrutar de la sombra que proyecta en esa plaza, ahora bien, no justifico para nada el precio desorbitado de la estructura.

    El arquitecto deberia pasarse unos días comiendo en Somalia, a ver que tal...

    ResponderEliminar
  44. 90 millones de euros.... creo que eso es motivo suficiente para darse cuenta de que algo va mal.
    Enrome estructura que rompe con su alrededor, muy cercano a emplazamientos historicos como puede ser la catedral, esta construcción desentona con el espíritu de la ciudad, creando un punto de conflicto en ella.
    Seguramente, esta construcción, con un precio muchísimo menor (no me explico que pueda costar 90 millones) y en un emplazamiento adecuado, sería una buena obra.

    ResponderEliminar
  45. Yo distinguiría claramente entre dos cuestiones: la económica y la artística. Con respecto a la primera, me parece exagerado, dados los tiempos que corren, que un Ayuntamiento de una ciudad perteneciente a una Comunidad Autónoma con un millón de parados, gaste este dineral en la decoración de una plaza pública. Entiendo que debería haber otras prioridades. Por lo que se refiere a la segunda, se trata de una obra muy interesante desde el punto de vista arquitectónico, que desde luego merece una visita.

    ResponderEliminar
  46. Pablo Ferrer, me he encontrado un pen en el centro de cálculo que creo que es tuyo. Si es así, ponte en contacto conmigo en rodrigo_rieiro@hotmail.com y te lo devuelvo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  47. Esto expresa muy bien el desencanto de una arquitectura que no tiene en cuenta el entorno ni un contexto ideológico, inconexa y absurda, una forma mal escogida. ¡Me parece un despilfarro!

    ResponderEliminar
  48. Gran ejemplo de cómo no hacer arquitectura.
    Alejandro Alonso

    ResponderEliminar
  49. Sara Macías Nieto26 de mayo de 2011, 13:32

    NI-BUENO, NI-BONITO, NI-BARATO
    Es INDIGANATE. O el objetivo de la plaza era tomar el pelo a todo el pueblo o se confundieron de proyecto.

    ResponderEliminar
  50. Creo que todos coincidimos en lo desacertado del proyectos.
    Sin embargo, me llama la atención como esto no se haya podido parar antes.Los proyectos pasan un tiempo en el ayuntamiento ante posibles quejas.¿Que es de la conciencia ciudadana?¿Y la del señor alcalde? O lo que es peor...¿y la del arquitecto?

    Creo que hay cosas por encima del dinero como pueda estar la profesionalidado el respeto a una ciudad tan especial como es Sevilla.

    Marcos Garcia

    ResponderEliminar
  51. Sin ánimo de repetir los comentarios anteriores... ¿cómo se ha podido llegar a construir esto? Además del dinero público despilfarrado, ¿qué harán con este pesado parasol gigante los sevillanos? Lo triste es que están tan contentos que hasta bailan y ponen música...
    Sara Sánchez Muñiz

    ResponderEliminar
  52. sandra varela melero30 de mayo de 2011, 4:59

    coincido con mis compañeros en que este proyecto no encaja en el espacio en el cual está emplazado. no entiendo la necesidad de colocar un elemento moderno y futurista en un espacio antiguo e histórico que sienten algunos arquitectos.
    es bueno innovar y avanzar, pero para ello es necesario distinguir los lugares que están disponibles a ello, porque sino pasa esto: un desperdicio de dinero en un elemento que no solo no encaja sino que además desmerece y estropea este espacio publico.

    ResponderEliminar
  53. como han dicho ya mis compañeros la construccion de este parasol gigante no tiene razon alguna.
    ha supuesto una enorme gasto de dinero en vano. ademas se ha colocado en un lugar que para nada encaja con la arquitectura moderna del proyecto.

    ResponderEliminar
  54. Por lo que he oído a la gente de mi alrededor y por casos como este, la gente normal y corriente aprecia las obras pretenciosas, a mí me han dicho de alguna obra maestra como la casa de la cascada o la casa farnsworth: "pero qué tiene de especial" o "pero eso no es alucinante", entendiendo por alucinante un "acojoproyecto", un proyecto para impresionar a las masas, que intente eclipsar con su presencia todo lo que tiene a su alrededor, aunque sea feo como el que más. Quizás por eso los arquitectos se sienten frustrados e incomprendidos, porque el gusto que han educado en la escuela con años de esfuerzo, a veces sólo es comprendido por ellos mismos.

    ResponderEliminar
  55. Bueno, bonito y barato.
    Nuestra máxima de primer curso le hubiese venido muy bien al arquitecto que ha construido esa monstruosidad.
    Bueno, quizás; barato, para nada; y bonito... para gustos los colores.

    Leticia González

    ResponderEliminar
  56. Es un gran ejemplo de lo que no es arquitectura a mi parecer. Se ha derrochado el dinero en un proyecto que no ha tenido en cuenta el lugar/no concuerda para nada !!!

    ResponderEliminar
  57. Un parasol, eso es lo que es, un parasol de 90 millones de euros y con unas dimensiones enormes. Creo q es un despropósito que ese “armatoste” esté ahí, en mitad de la plaza.
    Estas semanas ha estado saliendo mucho en la tele, con motivo de las acampadas del 15M, y creo que no tiene, que no se ve ningún vínculo de relación con su entorno.

    ResponderEliminar
  58. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar